Seguinos

Perfiles

El perfil de Maurice Kemp

En sólo diez partidos con la camiseta de Obras Basket, todos en el torneo Súper 20, Maurice Kemp demostró el impacto favorable que genera su presencia dentro de la cancha para el equipo. El ala pivote se convirtió rápidamente en una de las piezas de mayor valor para la escuadra aurinegra, titularizó en cada uno de los encuentros, y promedió casi 35 minutos de acción en la decena de juegos que disputó, ocho de fase regular en el grupo C y dos de repechaje con Boca.

Kemp fue el máximo anotador del elenco de Núñez en la competencia, con 19.6 puntos de media, pero también fue el líder rebotero del equipo, con 6.7 tableros por cotejo, y se mantiene aún como el jugador de mayor promedio de participación del Súper 20, con 34.9 minutos por partido. ¿Qué lo llevó a alcanzar semejantes números, y a convertirse en un valuarte irremplazable en la rotación de Obras? Principalmente, la combinación de dos cualidades: su versatilidad y capacidad física.

Por un lado, el estadounidense de 26 años goza de una polivalencia que lo hace útil en cualquier circunstancia de juego. Trabaja bien en el poste bajo, es efectivo a media distancia y puede castigar detrás de la línea de triples, pero más allá de su jerarquía como anotador, es un jugador de equipo, que se esfuerza en la lucha por los rebotes y se sacrifica en defensa. En sus diez apariciones sumó un total de 26 asistencias (2.6 de media) y recuperó 15 pelotas. No es la clase de interno que busca continuamente su lugar en la pintura, prefiere participar de la circulación del balón y crear situaciones favorables para él y sus compañeros, aunque también puede jugar de espaldas al aro y sacar provecho.

La cuestión física es una cualidad más dentro de su versatilidad. Kemp prevalece como uno de los jugadores que mejor combina altura y velocidad en el básquetbol argentino. Esto se debe a que pesa menos de 90 kg. y mide 2.03 mts, lo que lo convierte, además, en un jugador perfecto para el costa a costa (tomar el balón en campo propio y correr hasta llegar al aro contrario). Su agilidad y cambio de ritmo pueden desestabilizar la defensa rival, mientras que su altura y capacidad de salto le otorgan constante presencia en los canastos.

A partir de estas virtudes, también desarrolló la habilidad de buscar el contacto con su defensor mientras ejecuta el tiro, lo que lo llevó a tomar 70 tiros libres en el torneo, algunos de ellos como bonificación tras anotar su lanzamiento. Lo que intentará corregir durante la fase regular de la Liga es el 67% de efectividad en sus intentos desde la línea. Otro defecto que se le puede remarcar  es que no es la clase de ala pivote que pone cortinas efectivas para favorecer a sus armadores. Es muy liviano, y sus pantallas no generan el impacto que otros en su posición pueden lograr.

Otra aptitud a destacar es su inteligencia, compromiso y profesionalismo. Dentro de la cancha, es un jugador que habla poco y se mantiene enfocado, aún en situaciones adversas. Cuando no está de acuerdo con un cobro, sin embargo, suele expresarlo a los jueces frunciendo el ceño. Apenas sonríe en los partidos, acostumbra jugar concentrado y comunicarse sólo con sus compañeros y entrenadores. No se deja llevar por las circunstancias o emociones del momento. En el día a día, asiste a los entrenamientos y trabaja en el gimnasio como uno más. No es egocéntrico y posee un sentido de equipo que aporta a la química del grupo.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Perfiles