Seguinos

Acciones sociales

A un año de la inolvidable noche para Joaquín Morinigo en Obras

El 17 de diciembre de 2019, hace exactamente un año, Joaquín Morinigo vivió una noche inolvidable en el Estadio Obras. Durante el entretiempo del encuentro de Liga Nacional entre el Rockero y Peñarol de Mar del Plata, la atención de todos en El Templo del Rock quedó por fuera de lo basquetbolístico e incluso de lo musical.

Es que Joaquín, un chico que juega al básquet en el Club Las Heras y en ese entonces tenía ocho años, recibió un regalo muy especial que seguramente lo impulsó aun más en su lucha contra una hemiplejia del lado derecho de su cuerpo, que sufre a causa de una meningitis: Pedro Barral, entonces capitán aurinegro, y Fabián Borro, presidente de Obras, lo homenajearon junto al resto del equipo en plena cancha, y le entregaron una camiseta.

Morinigo es un luchador, y atraviesa importantes tratamientos que le permitan mejorar su postura y su movilidad, desde intervenciones con células madre hasta una valva ortopédica en su pie derecho.

“Para Joaco, el básquet significa todo. Fue lo que lo motivó a seguir con el tratamiento porque es realmente complicado, y hay días que no quiere seguir. Pero encontró en este deporte el empujón que necesitaba”, dijo su mamá, Yésica Loker, presente durante el homenaje en Obras. “Me sorprendió mucho el homenaje de Obras. Me quedé helada, porque hasta en lo más mínimo, como sacarle una sonrisa a mi hijo, se lo está ayudando. Darle la posibilidad de ver jugadores profesionales tan de cerca, es una motivación más para que siga avanzando”, agregó Yésica.

Durante la conmovedora noche, que fue televisada por TyC Sports, Borro tampoco ocultó  u emoción: “Joaquín es un león. Es un ejemplo de lucha, de sacrificio y de constancia. Realmente lo que sucedió fue un aprendizaje para todos, para el club, para los docentes, porque los profesores de básquet están preparados para enseñar la disciplina. Y por eso, Las Heras, junto a todo su equipo de trabajo, son un ejemplo de inclusión y me pareció bueno compartirlo y sobre todo tratar de ayudarlo para poder completar su tratamiento”, señaló.

Juan Iglesias, Secretario y Presidente de la Sub Comisión del Club Las Heras, institución que es parte de la gran familia de FeBAMBA, dejó caer las lágrimas al verlo a Joaquín disfrutar un momento tan especial para él. “A veces uno no toma dimensión de las cosas que suceden. Para toda la gente del club que lo acompaña, fue un momento muy emotivo, con gestos de solidaridad enorme, y sobre todo con alegría y felicidad. No quería irse de la cancha y eso dice mucho de lo que le pasó a él internamente”, señaló.

Aunque parezca mentira, ya pasaron 365 días de una noche que quedará por la eternidad en la memoria de todos los que estuvieron presentes en El Templo del Rock, y aun más de Joaquín y su familia, quienes pasaron un rato muy motivador para seguir afrontando la lucha de este guerrero que, desde ese entonces, tiene alma rockera.

Videos

Facebook

AySA

Más en Acciones sociales