Seguinos

Femenino

El balance de las protagonistas de Obras en el Supermini Femenino

Supermini femenino Obras

El Supermini Femenino 2019 llegó al final de la etapa regular y Obras fue uno de sus protagonistas. Desde mayo hasta septiembre, se disputaron 7 jornadas de este torneo tan particular, organizado por la AFMB, que tiene reglas adaptadas para las chicas y sirve para que comiencen a competir de una manera más formal. Es, además de un incentivo, una adaptación para lo que se viene: varias de las chicas jugarán en U13 el próximo año, ya dentro de las categorías competitivas y que suman para la tabla general de la tira.

En esta edición, el conjunto de Núñez consiguió tres victorias para quedar en el quinto puesto de la tabla. Fueron ante Asociación Española San Vicente, Argentino de Lanús, y Olimpo de Lanús, en tres de las cuatro primeras fechas, lo que significó una arranque excelente para las chicas. Luego, el fixture dictó que los tres partidos de cierre fueran contra los equipos más fuertes de la competición. Sin embargo, las chicas defendieron de gran manera la camiseta aurinegra y, lo más importante, siguieron dándole un plus a su desarrollo como jugadoras y como personas, en una gran experiencia.

Morena Martínez, Violeta Cocholilo, Hailey Tovar, Guadalupe Gomez Labrador, Ariana Miranda, Candela Forti, Camila D’Agostino, Giuliana Costa, Valentina Docampo, Sofía Nuviala, Ambar Revsin, Martina Díaz, Martina Kesztenbaum, Lucila Arruñada, Katerina Gamboa Zelada, Mía Díaz Gibezzi, Florencia Scapoli, Milena Díaz y Iara Duran fueron las rockeras que jugaron a lo largo del torneo, dirigidas técnicamente por Belén Echeverría y Martina Rodriguez Biré, ambas jugadoras del club.

EL SUPERMINI FEMENINO DE OBRAS TAMBIÉN ES FAMILIA

Dos de las protagonistas son hermanas: se trata de Morena Martinez (mini) y Martina Díaz (premini, pero jugó el torneo). Ellas llegaron al club en abril de este año, y así lo explicó su mamá, Mercedes Gamboa Zelada: “Las chicas empezaron en Obras por mis sobrinas (Katerina y Emma Gamboa Zelada) y ahora juegan juntas. Es hermoso”, comentó, y se explayó en cuanto al significado de ver jugar juntas a sus hijas: “¡Me explota el corazón! Me encanta acompañarlas en todos los partidos, lo disfrutamos las tres”.

Con respecto al desarrollo del Supermini y lo que significó para las chicas, afirmó: Las vi bien, contentas y con ganas”, y aunque afirmó que le parece bueno que comiencen a competir, y que puede que le presten atención a la tabla de posiciones, destacó: “Yo veo que disfrutan de jugar , están metidas en el partido y escuchan mucho a las profes”.

Por último, comentó que, desde que las chicas juegan, al regreso de cada jornada se habla “de jugadas y situaciones del partido. Los almuerzos ahora son de familia y básquet”, y concluyó: “Están contentas en Obras. Formaron un re lindo grupo de amigas y me gusta porque vienen a los entrenamientos con ganas. Las profes son todas de diez. Es un muy lindo equipo”.

Martina Díaz Obras

Pero las máximas protagonistas, por supuesto, son ellas. Las jugadoras. Y justamente las hermanas, Morena y Martina, también se expresaron sobre el Supermini: “Nos pareció súper bueno a las dos”, comenzó la mayor, mientras que Martina agregó: “Nos pareció lindo jugar juntas, algo bueno”. Además, la propia Morena opinó que su hermana “aprende más cosas en el Supermini”, y aseguró con respecto a sus entrenadoras: “Con las profes nos llevamos súper bien”.

El color del minibásquet estuvo más a flor de piel que nunca en esta edición 2019 para Obras: familia, diversión, y un poquito de competencia para hacer aun más atractivo el básquet para las jugadoras. Una de esas cosas que le pusieron color, fue la presencia de la mascota rockera en varios de los partidos: “Rocky siempre fue divertido, siempre nos motiva por un montón de cosas”, afirmó More, quien agregó: “Nos gustaría jugar el próximo Supermini”, mientras que su hermana menor concluyó con uno de los mayores motivos: “Nos gusta jugar juntas y hacernos pases”.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Femenino