Seguinos

Centenario Obras

Hicimos Obras: Eduardo Dominé

Eduardo Dominé nació en Arrecifes, provincia de Buenos Aires, el 25 de febrero de 1968. Sus primeros tiros al aro fueron en el club Ricardo Gutiérrez. Allí practicó hasta que su familia se mudó a Mar del Plata, cuando él tenía diez años. Se establecieron cerca de la sede de Quilmes, donde pasó parte de su infancia, y se formó como persona y jugador.

Jugó 11 años como profesional en el conjunto Tricolor, llegando a ser símbolo de la institución. Consiguió el ascenso a Liga Nacional en 1991, y compitió en la máxima categoría del básquet argentino hasta 1998, siempre con buenos números, y sobre todo, con excelentes porcentajes de efectividad. Concluyó su etapa en Quilmes como el máximo triplero en la historia del club, con 821 tiros convertidos, y un total de 4.344 tantos anotados.

Dominé estaba muy identificado con Quilmes, pero dejó el equipo para la 98/99, cuando se incorporó a Obras, y donde también marcó una época. Su buena capacidad física a la hora de correr, junto a su ejección veloz y efectiva, significaron grandes aportes para el elenco que dirigía por entonces Eduardo Cadillac. Su habilidad para dejar fuera de balance a cualquier defensa, con la amenaza constante del tiro de tres puntos, era otra virtud.

En los siete torneos que completó en Núñez, el escolta de 1.85 metros de altura se estableció como figura. En etapa de playoff, alcanzó tres veces las semifinales, pero no pudo avanzar más lejos. Al concluir la 04/05, Dominé se despidió de Obras. Cerró su estadía como el jugador con más partidos disputados con la camiseta Aurinegra, con 338. Además, es el mayor anotador de triples en la historia del club con 1.009 tiros encestados.

Continuó su carrera en Ciclista de Junín, por dos años más, hasta que decidió colgar las zapatillas. Su retiro llegó en 2007, con 39 años. En LNB, Dominé concluyó como el mayor triplero en la historia de la liga hasta el momento, con 1.945, número que luego fue superado por Leo Gutiérrez. Dominé también vistió la camiseta de la Selección Argentina, a principios de los años ’90. Con la mayor, jugó el Sudamericano de 1993 (segundo puesto), el Premundial de 1993 (tercer lugar), y el Mundial de Canadá 1994, en el que la albiceleste quedó novena.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Centenario Obras