Seguinos

Especiales

“Spinetta en Obras”: la obra de Alejandro Marmo y su homenaje al Rock Nacional

Spinetta

El Club Obras Sanitarias presenta la obra del artista argentino Alejandro Marmo (19 de febrero de 1971, Tres de Febrero) denominada “Spinetta en Obras”. La misma se enmarca dentro de la serie de música argentina del siglo 20 ideada por el propio autor.

La obra, de dos metros de alto por 2.50 de ancho, se exhibirá a partir de este viernes 11 de junio (18.00 horas) sobre una de las paredes laterales del edificio del Instituto Obras, en la intersección entre las calles Avenida del Libertador y Crisólogo Larralde. Pertenece al estilo de estética siluetada en hierro, una marca registrada de Alejandro Marmo a lo largo de su rica historia como artista, y es un homenaje a Luis Alberto Spinetta como músico inmortal dentro del género que inmortalizó al Templo del Rock.

Por otro lado, se trata del comienzo de lo que será un recorrido que conecte estaciones a través de obras artísticas, complementándolas con una narrativa acorde que permita enaltecer a las grandes figuras del Rock Nacional. Un homenaje al género teniendo el Estadio Obras como el punto de partida y de llegada. Una acción que servirá para fomentar sentido de pertenencia entre los visitantes y rememorar el 40° aniversario de un recital único: el BA Rock 1982. Se considerará, además, el marco teórico de aquellos años: el fin de la Guerra de Malvinas y el advenimiento de la democracia.

El circuito podrá ser disfrutado por el turismo nacional e internacional.

“SPINETTA EN OBRAS”: UNA CONEXIÓN HACIA LA ETERNIDAD

La conexión entre Spinetta y Obras Sanitarias data de los albores de los años 80. Y la idea de esta obra, que será la primera de varias en alusión al Rock Nacional, tiene que ver con un homenaje por partida triple: en mayo de 2022, se cumplirán 40 años del célebre recital BA Rock 1982 realizado en el estadio Obras. Aquel evento, mágico y lleno de nostalgia, significó un punto de inflexión en la historia de la música de la República Argentina. De hecho, hubo discos y película incluida: con el género de Rock en pleno auge, y con la Guerra de Malvinas ya finalizada, fue grito de furor e ícono hacia la transición democrática de nuestro país. Y un hecho simbólico de primer orden para llevar a Obras a ser considerado, para siempre, como el Templo del Rock.

En aquel célebre recital, el Flaco fue uno de los símbolos máximos con Spinetta Jade. Artista comprometido y referente, tuvo su conexión con Obras, de todos modos, mucho antes. Más precisamente a fines de los años ’70. De hecho, fue el primer artista en tocar en el Estadio Obras recién inaugurado, ante un público selecto. Y Almendra, la banda que lo tuvo como guitarrista y voz, grabó dos discos en el Templo del Rock (Almendra I y II en Obras), ambos los primeros que se grabaron en vivo en la mole de Avenida del Libertador.

“Volver con un material de esa intensidad fue bárbaro. Les dio un impulso a las cosas como estaban. Fue muy bueno”, dijo Spinetta en 2001 haciendo referencia a Almendra y la grabación de esos discos inmortales.

A partir de ese momento, Spinetta fue un clásico del género en el estadio Obras. Año tras año, y de manera continuada, se presentó en el Templo del Rock para éxtasis de su público. Y en 2001, ya como solista, grabó el disco “Obras en vivo” en el medio de una crisis extrema en nuestro país.

“Ese diciembre caótico de 2001, inscripto ya como una historia más de la injusticia argentina, nos permitió realizar nuestro concierto. Yo me sentía totalmente desubicado, me parecía que no debía insistir en actuar por respeto a la gente que más sufre. Por otro lado, la obligación de dar lo que uno sabe en respaldo, ante todo, al simple hombre honesto que habita nuestro suelo”, firmó Spinetta en el texto que acompañó aquel CD.

Sin dudas, la obra de Alejandro Marmo en las instalaciones de Obras es mucho más que un homenaje: es un acto de justicia para un hombre que fue mucho más que un músico. Spinetta, artista comprometido, pacifista y movilizador, es parte de la historia grande de este club. De este espacio. Patrimonio cultural de la República Argentina, vivirá, desde hoy y para siempre, en el cielo brillante de Obras.

ACERCA DEL ARTISTA ALEJANDRO MARMO

Nacido en el Partido de Tres de Febrero, Alejandro Marmo es autor, entre otras obras de relevancia, de los dos murales gigantes de Evita ubicados en las fachadas del edificio del ministerio de Desarrollo Social, sobre la Avenida 9 de Julio. Además, fue el encargado de realizar la escultura alegórica al diálogo interreligioso que se le entregó como regalo al Santo Padre en octubre de 2016.

Por otro lado, en noviembre de 2014, Marmo instaló dos esculturas en los Museos Vaticanos (Roma). Se trata de una Virgen de Luján y el Cristo Obrero. Se trata del único artista latinoamericano en tener una obra instalada en la Santa Sede.

Además, es autor de las reconocidas obras “Padre Mugica”, en Avenida 9 de Julio y Arroyo, “El Abrazo” en el Aeropuerto internacional de Fuimicino (Roma), “El Abrazo” en Museumsquarteier (Viena) y el “Mural de Abrazos sanadores” en JICA (Tokio).

Es, por otro lado, el creador del proyecto “Arte en las Fábricas” con el que llevó el arte a espacios productivos de trabajo. Su fuerte vínculo con el ser nacional lo llevó a realizar innumerables obras de simbología histórica. Entre una infinidad de obras de relevancia, destacan sus piezas de artistas vinculados a la música popular, como son los casos de Charly García, Gustavo Cerati, Luca Prodan o Rodrigo Bueno, entre otros.

Su obra es prolífica, extensa y con un fuerte compromiso con lo social. Para conocer más sobre Alejandro Marmo, se puede leer su biografía completa en el siguiente enlace.

Videos

Facebook

Nadir

Más en Especiales