Seguinos

Especiales

A cinco años del retiro de Pipa Gutiérrez, símbolo de Obras

Pipa Gutierrez Obras

Juan Pipa Gutiérrez es un símbolo histórico de Obras y un día como hoy, pero de 2016, anunciaba su retiro. El pivot había sufrido una lesión en la cadera que lo había aquejado durante las últimas dos temporadas, y decidió finalizar una brillante carrera tanto en el Rockero como a nivel internacional.

TODA UNA VIDA EN NÚÑEZ

Gutiérrez, oriundo de 9 de Julio, llegó al club con apenas 15 años de edad. Ese fue el punto de inicio de una historia de amor y de alimento recíproco que cambió el camino de ambos: “Obras siempre fue, es y será el lugar donde quiero estar. Es mi lugar en el mundo, es donde está toda la gente que quiero y donde me siento querido y eso para mí vale más que cualquier cosa”, contó.

Juan debutó en Obras en 2001 y, tras tres años, emigró al Granada para jugar la Liga ACB de España (previa obtención del ascenso en su primer año), donde se mantuvo hasta 2010. Fue entonces cuando regresó a Núñez y vivió su etapa más gloriosa, y una de las más importantes en la historia del Rockero también, de la mano de Julio Lamas como entrenador.

Pipa fue el Jugador Más Valioso en dos temporadas consecutivas de la Liga Nacional y alcanzó un subcampeonato. A nivel continental, fue el gran referente en los títulos de Interligas 2011 y Liga Sudamericana 2012. También logró el tercer puesto en la Liga de las Américas 2012.

Tras esos años, volvió al básquet español y disputó la temporada 2013-14 con la camiseta de CB Canarias, para luego volver a cerrar su carrera en Obras: la 2014-15 y la 2015-16 fueron las últimas de su vida basquetbolística.

PIPA GUTIÉRREZ, UN HOMBRE RÉCORD DE OBRAS

Además de su palmarés a nivel clubes y de los años dentro del club, el gran nombre de Pipa en el Rockero se apoya en los números: es el tercer jugador con más partidos disputados (309), el segundo con más rebotes (1931), tercero en puntos (3380), quinto en triples (212), tercero en dobles (904) y tercero en libres (936). La lista parece tan eterna como el recuerdo de Pipa en cada rincón de la institución.

“Tuve la posibilidad de vivir cosas muy lindas, de conocer gente increíble y eso es con lo que más me quedo. Me llevo para siempre el afecto, la amistad y los conocidos que hice a lo largo de mi carrera. Esto no termina acá, porque seguiré estando y los seguiré viendo, porque no pienso irme a ningún lado”, comentó por ese entonces. Y así fue, porque se lo puede ver seguido disfrutando de los partidos, como espectador, en El Templo del Rock.

PARA PIPA LA SELECCIÓN

O para la Selección, Pipa. El conjunto nacional no se privó de su mano intratable a larga distancia y su aporte en la pintura. Además de varios podios continentales, obtuvo el oro en el recordado Torneo de las Américas en Mar del Plata, en 2011. También fue parte del quinto puesto en el Mundial de Turquía 2010, y se subió al tercer puesto olímpico, cuando ganó la medalla de bronce en Beijing 2008. En los siguientes Juegos Olímpicos, en Londres 2012, fue cuarto con la camiseta de Argentina.

Desde su debut con la albiceleste en el Sudamericano 2004, Gutiérrez jugó 76 partidos, anotó 416 puntos y logró 4 títulos, como si no alcanzara con su éxito a nivel clubes.

Saliendo de los números, y en todos los ámbitos, Juan Pedro Gutiérrez fue un ejemplo durante su carrera profesional y sigue siéndolo hoy, ya retirado. Un imprescindible con un comportamiento intachable, una persona ejemplar que, hace cinco años, decidía emprender un nuevo camino y ponerle punto final a una maravillosa carrera que el Rockero disfrutó al máximo.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Especiales