Seguinos

Femenino

Seis jugadoras de Obras convocadas al Programa Nacional Formativo de la CABB

Obras Programa Nacional Formativo

Seis jugadoras de las inferiores de Obras fueron convocadas al Programa Nacional Formativo (PNF 2028) de la Confederación Argentina de Básquet. La iniciativa apunta a detectar y desarrollar chicas de entre 13 y 17 años, y la lista incluye 102 nombres que presentan interesantes cualidades físicas y de talento a lo largo y ancho de todo el país. Entre esas 102, las Rockeras son: Giuliana Costa, Sofia Barzatsqui, Victoria Casini, Nicole Tapari, Anna Giorgio y Dagmar Hentschel.

Entre las seis que defienden los colores aurinegros, hay una gran variedad en sus recorridos: algunas están hace varios años en la institución, y otras llegaron más recientemente. Todas ellas se desarrollan hoy en el club, disfrutan de la actividad y lo toman también con responsabilidad, y con la conciencia de estar en un lugar que las impulsa y al cual se suma este proyecto de la entidad nacional.

La elegidas comenzarán a entrenarse de forma virtual bajo la guía de cinco entrenadores: Paula Budini, Rocío Pérez, Eduardo Aguilar, Ignacio Navazo y Agustín Lukac. Los preparadores físicos que intervendrán serán Federico Bernal, Pablo Giusti y Gisela Marcos Castillo. Todos bajo la supervisión del head coach Gregorio Martínez (ex entrenador Rockero en la Liga Nacional masculina) y sus asistentes, Sebastián Silva y Sandra Pavón. Así lo afirmó la propia Confederación.

GIULIANA COSTA – 2007

Giuliana Costa es la más joven de las jugadoras de Obras convocadas. En este 2021 será U14 y, de hecho, fue parte del plantel que ganó su zona en el último Supermini que se jugó, antes de la pandemia, en 2019. Comenzó a jugar al básquet a los cinco años en el club SITAS: “Probé todas la cosas ‘normales’ que hacían mis amiguitas en ese momento pero no me gustaba nada de eso”, recordó, y agregó: “Todos me decían que por mi altura tenía que jugar al básquet o al vóley”. Y claro, hoy, con apenas 14 años, mide 1,80.

Giu, como le dicen cariñosamente, llegó a la institución de Núñez en 2017 de la mano de Sofía Castillo, ex base del plantel Rockero en la primera división. Hoy, algunos años después de su arribo, recibe esta oportunidad: “La verdad me sorprendió muchísimo, no me lo esperaba, porque en este año que fue difícil para todas había descartado cualquier tipo de posibilidad o proyecto en cuanto al deporte. Estoy muy feliz y se que va a ser de mucho aprendizaje, no importa hasta donde llegue. Lo importante es que me hayan tenido en cuenta y eso lo valoro muchísimo”.

Para concluir, Giuliana proyectó: “Mi expectativa es llegar lo más lejos posible, la verdad no se hasta donde podré llegar pero voy por todo”.

SOFÍA BARZATSQUI – 2006

Sofía Barzatsqui es primer año de U16 y empezó a jugar hace no tanto: en 2016, a la edad de 10, en el club Unión Vecinal de Munro, donde iba a ver jugar a sus hermanos. Su arribo es mucho más reciente: “Llegué a Obras por intermedio de una amiga, en diciembre de 2019 fui a unos entrenamientos a probar”, explicó.

Esta nueva experiencia que se aproxima es, lógicamente, motivo de felicidad para ella: “Estoy contenta por la convocatoria. No me lo esperaba, ya que no hace mucho que juego. Estoy más que feliz, y entrenando mucho para mejorar día a día y aprender de todo”, confesó Sofi, quien a pesar de tener poco tiempo de experiencia, trabajó mucho para mejorar y seguirá haciéndolo tanto en Obras como en el Programa Nacional Formativo.

“Mi expectativa es sacarle el jugo a todo lo que venga y llegar a jugar algún día en la Selección y a lo mas alto a nivel profesional”, cerró.

DAGMAR HENTSCHEL – 2005

Dagmar Hentschel también es U16 y es una incorporación de las más recientes en el Rockero. Comenzó a jugar por invitación de una amiga en 2011, a los 6 años, en el Club San Andrés, y está en el cuadro de Núñez desde principios de 2020: “Llegué con la expectativa de poder jugar Liga de Desarrollo y mejorar mi juego”, contó.

El contexto, lógicamente, no fue el mejor, y la pandemia frenó sus planes de vestirse de amarillo y negro, una situación similar a la de Sofía. Sin embargo, al igual que sus compañeras, su enorme esfuerzo le permitió seguir entrenando y no perder del todo un año complicado para el mundo en general. De la mano con eso, llegó la oportunidad de la Confederación: “Una alegría que la CABB me haya tenido en cuenta entre tantas jugadoras en este proyecto. Me gustaría jugar profesionalmente, y llegar a jugar en otro países”, soltó Daky.

ANNA GIORGIO – 2004

Anna Giulia Giorgio es U18 de primer año y comenzará su tercera temporada en el club. La entrerriana comenzó a jugar al básquet en 2011, a sus 7 años, en el Club Atlético Talleres de Paraná: “Quise empezar a jugar porque es un deporte que me apasiona. Otro deporte que también me apasiona es el fútbol pero me incliné por el básquet”, rememoró.

Con respecto a su arribo a Núñez, recordó con mucha exactitud: “El 18 de diciembre de 2018, luego de jugar las finales del Torneo Asociativo de mi ciudad, recibí un mensaje para ir a practicar a Obras. Estuve ahí dos días y me gustó mucho la experiencia, y al parecer al club también le gustó cómo me desenvolví. Me dijeron que en las vacaciones lo pensara con mi familia si quería ser parte de Obras y mudarme a Capital Federal y obvio dije que sí”.

Más allá de un 2020 sin competencia, el anterior año fue pieza clave en el plantel de U15. Tiene un porte físico importante para su posición de perimetral y un talento que la distinguió, incluso con una actuación descomunal en playoffs, donde le anotó 48 tantos a Los Indios de Moreno y quedó cerca del triple-doble. En cuanto al nuevo desafío para el 2021, expresó: “La verdad es una alegría y me hace pensar en que todo se puede cuando te esforzás. En el caso de mi categoría, la U17, el Sudamericano se jugaría en Chile en noviembre o diciembre, así que en esta preselección tenemos varios meses para ir sumando horas de entrenamiento extra y poder llegar a ser una de las que pueda jugar ese campeonato y otros en el futuro. Seguiré esforzándome como lo vine haciendo para poder quedar”.

Para cerrar, Anna explicó sus intenciones con respecto a la continuidad de su carrera: “Me gustaría llegar a jugar en primera, luego tener la oportunidad de irme a estudiar y jugar en el exterior, ya que me parece que sería una experiencia muy linda y la disfrutaría mucho. Pero para eso debo seguir teniendo buen rendimiento en el colegio y seguir mejorando todo mi juego, y poder ser una jugadora profesional”.

VICTORIA CASINI – 2004

Victoria Casini también es primer año de U18, y empezó a jugar al básquet en el año 2010, cuando tenia 6 años, en el Club Vecinal de Munro: “Toda mi familia jugó al básquet, y siempre que iba a ver los partidos me daban ganas de empezar, hasta que un día me dijeron para jugar un partido porque faltaba una jugadora, y es el día de hoy que sigo haciendo básquet”, desarrolló.

Casini es otra de las jugadoras que llegó muy recientemente, y que aun no pudo debutar de manera oficial con la camiseta aurinegra: “Empecé a entrenar en Obras en diciembre de 2019, con el objetivo de mejorar y aprender todo lo que más se pueda”, dijo.

Con una importante tradición familiar dentro de este deporte, Victoria recibió el llamado por parte de la Confederación con una inmensa alegría: “Estoy muy contenta porque me hayan convocado en el Programa. Mis expectativas son poder llegar lo más lejos posible, y para eso tengo que entrenar y aprovechar todo el aprendizaje que nos dejan las convocatorias como esta”, analizó.

NICOLE TAPARI – 2004

Nicole Tapari es otra entrerriana que defenderá los colores Rockeros en el equipo de U18. Comenzó en el camino del básquet en 2008, a sus 4 años, en Sud América, el club de su barrio: “Comencé a entrenar porque mi mamá siempre jugó, entonces le gustó la idea de que junto a mi hermana practiquemos el mismo deporte”, repasó.

Nicole, al igual que Anna, se consagró campeona del Argentino U15 de Selecciones con el equipo de Entre Ríos, y como si fuera poco fue elegida como la jugadora más valiosa. Sin embargo, esa no fue la única gran noticia de su 2019, ya que a principios de año fue invitada a entrenar en Obras y se transformó en jugadora de la entidad de Núñez, siendo clave en su categoría.

Luego de un año difícil, esta chance en el Programa Nacional Formativo apareció para motivar aún más a Tapari: “Significa mucho, ya que hace tiempo estaba esperando tener la oportunidad de ser convocada. Creo que es un sueño que tenemos todos los jugadores. Tengo muchas expectativas. Unas de la principales son jugar en la Selección, y para la primera del club”, expresó.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Femenino