Seguinos

Femenino

Las U12 de Obras son campeonas del Supermini

Las U12 de Obras vencieron en El Templo del Rock a Olimpo de Lanús por 71 a 30 y se consagraron campeonas de la zona permanencia del Supermini Femenino 2019, de la AFMB. Las rockeras, dirigidas por Belén Echeverría, cerraron un gran año de aprendizaje y muchas de ellas atravesaron su primera experiencia competitiva. Este nuevo torneo, paralelo al desarrollado todos los fines de semana, les permitió enfrentarse a equipos diferentes a los habituales rivales, con reglas adaptadas, una tabla de posiciones y playoffs, y una jornada final que mantuvo el color del minibásquet en Núñez pero que le agregó esa competitividad que las chicas ya comienzan a sentir.

Desde un principio las locales dominaron el juego, gracias a su disciplinado y aguerrido juego defensivo y a la insistencia ofensiva que les permitió sacar rápidamente una buena ventaja. Los nervios propios del comienzo del partido se diluyeron con el correr de los minutos y, mientras se agrandaba la brecha en el tanteador, las aurinegras comenzaron a soltarse y a disfrutar aún más de la fiesta, con mascotas de FeBAMBA incluídas, que fue la tarde definitoria para todos los torneos del Supermini.

La máxima anotadora del encuentro fue Candela Forti, con 18 puntos, pero lo más destacable fue la pareja participación de las doce jugadoras que formaron parte del plantel que levantó la copa al finalizar los 40 minutos.

SÍNTESIS DEL JUEGO:

OBRAS (71): A. Revsin 0, A. Miranda 7, M. Martínez 6, C. Forti 18, M. Kesztenbaum 6 (FI); L. Arruñada 0, I. Durán 4, M. Díaz 4, G. Costa 8, H. Tovar 10, F. Scapoli 2, S. Nuviala 6. DT: B. Echeverría.

OLIMPO (30): J. Gonzales 10, S. Da Costa 0, L. Sauco 0, I. Ortego 2, A. Blanco 2 (FI); B. Villalta 8, L. Rebollido 0, M. Mestrin 0, O. García 0, E. García 0, R. Vivas 8, S. De Paoli 0. DT: T. Ferreyra.

PARCIALES: 22-4; 38-8 (16-4); 55-14 (17-6); 71-30 (16-16).

ESTADIO: El Templo del Rock.

LAS PROTAGONISTAS Y SU PRIMER TÍTULO

Este torneo es una de las primeras posibilidades de competir que tienen muchas de las jugadoras de la categoría, y jugar una final no es poca cosa, especialmente teniendo en cuenta la edad. Las rockeras, sin embargo, lo toman con naturalidad y disfrutan de poder jugar en busca de un título: “Está buenísimo, te ayuda como mini, te ayuda a mejorar para el año que viene o el otro, que somos U13. Tenemos mucha felicidad por haber ganado”, contó Giuliana Costa.

Por su parte, Ariana Miranda destacó con respecto al torneo en general: “Me gusta mucho no jugar con los mismos equipos de siempre, jugás con equipos nuevos”, y confesó cómo afrontó el partido de hoy: “Estábamos nerviosas, pero después nos fuimos tranquilizando”.

Finalmente, ambas coincidieron en que prefieren este tipo de campeonatos, con un sentido competitivo y una tabla de posiciones, y concluyeron: “Esto es lo que esperamos”, en referencia a las expectativas que se generaron previo a la final, y a cómo se cumplieron.

LA FAMILIA ACOMPAÑA CON ALMA ROCKERA

Es muy importante durante estas competencias, donde las jugadoras son muy jóvenes, la contención de sus familias, su apoyo, y la guía que ellas implican para que las chicas se tomen los enfrentamientos como deben, se saquen las presiones, y puedan disfrutarlo al cien por ciento. Marina Saldivia, la madre de Giuliana Costa, contó: “Para ellas está bueno competir, porque lo viven de otra manera. Lo disfrutan, le ponen más garra, y demuestran la pasión que tienen por el deporte”.

A pesar de la tranquilidad que puedan transmitir los adultos, es inevitable sentir la adrenalina de una final: “Ya desde que salimos de casa fue nerviosismo puro, y acá lo vivimos con mucha emoción. Aparte es el primer campeonato para ellas así que estuvo muy bueno vivirlo así”, comentó Marina, quien concluyó: “Giuli viene siempre a entrenar, la verdad que le pone toda la garra, no falta nunca, y aparte es su último partido en mini, así que lo vive con mucha pasión. Es un lindo premio”.

El caso de Hailey Tovar tiene una particularidad especial: la pequeña jugadora de U12 es la hermana de Ashley Tovar, jugadora de U19 y del plantel de La Liga de Desarrollo de Obras. Comparten deporte, club, y ahora también título, ya que Ashley también se consagró como campeona hace apenas una semana con la camiseta rockera.

“Es una sensación inexplicable, porque siento que se ve reflejado el mismo esfuerzo que yo hago. Ella también se esfuerza mucho, viene a entrenar todos los días, le pone mucha garra y emoción y le gusta. Me hace muy feliz verla hacer lo que nos gusta a ambas, y compartirlo, eso es lo que más me encanta”, expresó la mayor de las hermanas.

La venezolana también confió lo que trató de transmitirle a Hailey antes de un partido que, especialmente para las integrantes del plantel de Supermini, era tan importante: “Le dije que no se preocupara, que saliera e hiciera lo que ella sabía hacer, que yo iba a estar ahí, apoyándola siempre, con mis papás, y que disfrutara más que todo”, comentó, y concluyó: “Verla con la copa, al igual que ella me vio a mi cuando nosotras ganamos la final, fue lo mejor”.

Videos

Facebook

Sport Club

Más en Femenino