Seguinos

Entrevistas

“Me gusta que se me identifique con Obras”

En los últimos tiempos, un personaje muy particular se ha hecho presente en El Templo del Rock, cada vez que Obras Basket juega de local en la Liga Nacional. Su nombre es Robertino Michetti, muchas veces identificado como el hincha número uno del aurinegro, por como expresa su pasión en la platea norte del estadio. De local, se lo distingue por su camiseta amarilla y la bandera que él mismo diseñó, con la inscripción ‘Siempre junto a Obras’. También ha acompañado al equipo en condición de visitante, en Ferro, San Lorenzo y Boca, donde acude más frecuentemente con la indumentaria negra del club. Más allá de presuntas cábalas, Robertino es un verdadero apasionado por Obras. Hace poco, convenció a un grupo de amigos de seguir y alentar al Rockero a la par suyo. En la siguiente entrevista, contó quién es él, cómo nació su pasión por Obras y por qué se esfuerza en aportar color a las tribunas aurinegras.

-Todos te conocemos por tu rol de hincha, pero tu vida no es sólo Obras. ¿Quién es Robertino Michetti y a qué se dedica? 

Soy periodista, trabajo hace ocho años en Diario Crónica. Estuve en muchas secciones, ahora estoy en la parte web. También soy director de radio Punto AM1400. El periodismo es algo que me apasiona desde chico, siempre estuve ligado a la comunicación. Me encanta el deporte, sobre todo el básquet y el fútbol. Muchos deben creer que como voy siempre a la cancha debo tener bastante tiempo libre, pero no es así. Estoy todo el día haciendo cosas, ya sea en la radio o en el diario. Integro el grupo de prensa del club All Boys y lo hago ad honorem. Mi único tiempo libre lo ocupo para ir a la cancha.

-¿Cómo fue que empezaste a seguir a Obras? 

La primera vez que fui a ver a Obras fue en el 2013, y empecé más que nada porque me gusta mucho el básquet y me queda cerca, vivo a 20 cuadras. Lo que me gustó es que hay muchas familias que van a la cancha y el club tiene una tradición importante en el básquet. Noté que faltaba un poco del factor tribuna, que no había tanta expresión de pasión como sucede en otros ámbitos. Me atrajo que haya mucho por hacer en ese sentido. Comencé a ir cada vez más seguido, siempre que podía, y después decidí ir de visitante. Veía que otros equipos traían gente a Obras y quise hacer lo mismo. Primero fui a Ferro y luego a  San Lorenzo, donde justo fui el único con los colores de Obras, y por ello tomó mayor repercusión. A partir de allí, creo que fue en 2015, me sentí un poco responsable de brindar aliento siempre que pueda. Me gusta que se me identifique con los colores de Obras.

-¿A quién tomás como tu ídolo dentro de Obras? 

Mí ídolo es el ‘Pipa’ Gutiérrez, por todo lo que representa en el club. Ganó la Liga Sudamericana, fue MVP dos veces de la Liga Nacional, nos llevó a las finales. Además sigue yendo a Obras hasta el día de hoy, creo que es un referente para todos los hinchas del club. En el plantel actual hay muy buenos jugadores, pero ‘Pepo’ Barral, (Tomás) Zanzottera y (Fernando) Zurbriggen son los mayores referentes. Hace mucho que están en el club, crecieron allí y cada día juegan mejor.

-¿Cómo surgió la idea de convocar a tus amigos y decirles de ir a apoyar a Obras? ¿Cómo los convenciste? 

Surgió un poco de lo que decía antes. Yo notaba que Obras, a diferencia de otros equipos, no tenía ese apoyo constante con cantos, banderas y demás que muchas veces te da un plus cuando jugás de local, con tu gente. Sé que a lo largo de su historia el club tuvo mucho apoyo y contó con grandes convocatorias de público, pero ese no era el caso en su momento. Encargué una bandera, que dice ‘Siempre junto a Obras’. La idea se me ocurrió cuando vi a un equipo que de visitante trajo cinco personas y diez banderas. Era importante tener una. Desde entonces la llevo todos los partidos, hasta que quedó como marca registrada. Sabía, de igual manera, que con eso no alcanzaba. Había que cantar, y para eso necesitábamos ser un grupo de personas, para hacernos escuchar.  Hablé con mis amigos, y varios se coparon. Les pareció bárbaro, ahora quieren venir siempre. De a poco estamos armando una pequeña hinchada, obviamente sana, que apoye al equipo los 40 minutos sin insultar a nadie. Me pone muy contento, siento que mis objetivos se van cumpliendo. En El Templo del Rock se pueden ver banderas y gente cantando por Obras. Eso es algo que me emociona, sé que al club le aporta para tener una localía fuerte.

Robertino y su bandera en El Templo del Rock.

-¿Cuál es el próximo paso? 

Que siga aumentando la convocatoria, que venga cada vez más gente a alentar a Obras. En cuanto a instrumentos tenemos un bombo, que tocamos antes del partido, porque durante no está permitido. Estamos viendo la posibilidad de conseguir algunas banderas de palo para llevar. Personalmente, voy a empezar a seguir al equipo en algunos viajes. El lunes voy a Junín, al partido con Argentino, y en abril tengo planeado ir a Mar del Plata. Si avanzamos en playoffs me gustaría seguir a Obras donde le toque jugar. Obviamente que los viajes no son nada baratos y se dificulta, pero por Obras uno hace todo lo posible, así que haré un esfuerzo.

Videos

Facebook

Sport Club

Más en Entrevistas