Seguinos

Obras mové

El cuidado de los atletas según Arnau Moreno

Arnau Moreno, preparador físico de Obras Basket, llegó a la temporada 2017-18 para iniciar su primera experiencia profesional fuera de Europa, específicamente en Argentina.

El departamento de prensa aurinegro se acercó para conocer su situación dentro del equipo, cómo se adaptó al básquetbol doméstico y para comprender los cuidados ideales que tiene que tener un deportista de elite.

CONOCIENDO A ARNAU
“Mi nombre es Arnau Moreno, me he incorporado esta temporada, arranque con el equipo a finales de agosto en la gira que el equipo hizo en España y desde ese momento ya estuve en la disciplina del equipo; yo viaje desde España hacia Buenos Aires, para iniciar el 15 de septiembre y estar en el equipo de la liga”.

“El baloncesto es en todos los lugares uno solo; simplemente cada liga tiene sus particularidades. En esta por ejemplo, la cantidad de partidos que se juegan, en el formato que juega, que no tenemos ninguna semana regular, es decir que cada semana es diferente…puedes jugar un lunes, un jueves. Hay semanas más cortas y eso lo determina el calendario de la Liga. Y eso, yo creo que es una particularidad que tiene esta liga. Por cierto, hay diferentes formas de juego, aquí es de más contacto, de más dureza, de menos ritmo…eso es distinto, pero al final yo creo que en resumen…yo que vengo de lejos, vale, al final el baloncesto es el mismo…”, señaló Moreno en relación a la diferencia del juego entre el básquetbol español y el argentino.

LA TAREA DEL PREPARADOR FÍSICO DENTRO DE UN EQUIPO PROFESIONAL
“Yo lo que necesito es que nuestros jugadores estén sanos, que el equipo esté con los máximos jugadores para jugar cada partido y que cada jugador esté en su mejor forma, lo más tiempo posible durante la temporada. Ese es mi objetivo”.

“No sé si son modas, pero yo creo que los entrenamientos han evolucionado. 15 o 20 años atrás todo el mundo quería entrenar mucho mucho mucho y descansar poco. Todo se arreglaba entrenando y yo creo que los tiempos están cambiando y ahora el jugador es 24 horas jugador…y al final nosotros los tenemos dos, tres horas a la mañana. Es cierto, llevamos adelante un turno largo o doble turno, pero las otras horas del día deben adecuarse a un entrenamiento invisible, que tiene que ver con el cuidado del cuerpo en todo sentido”, señaló Moreno.

“EL DESAYUNO ES EL MOTOR DEL DÍA”
“Las horas de descanso, las comidas, el ocio, el desocupar el cuerpo y la cabeza en otras actividades, es muy importante. Aquí en Obras lo que estamos haciendo desde que entró Gregorio Martínez es instaurar el tema del desayuno. Es un desayuno variado hay fruta, hay pan integral, hay queso dietético. Es el motor del día. Es algo regular para todos pero si un jugador requiere de un tratamiento especial, también se contempla: se habla con la nutricionista y se lo controla, pero en principio es para todos igual. La comida es el combustible del deportista y es fundamental; porque pueden tener unas cualidades muy buenas pero si a nivel de nutrición no llevan un control tarde o temprano les pasará factura”, dijo Moreno.

“Intentamos que en cada break el jugador siga comiendo, para recuperar azúcares e hidratarse siempre. Este tema cobra más importancia aquí, porque estamos con más de 30 grados, entonces los entrenamientos siempre se preparan pensando en hacer dos o tres pausas; cuando el jugador comienza a tener sed, es un síntoma de lo que el cuerpo necesita y debemos anticiparnos a eso. En el mundo del deporte la deshidratación es motivo de lesión. El agua tiene una relevancia mayúscula”.

UNA MIRADA HACIA LA RECUPERACIÓN
“Al finalizar el partido, es más difícil, hay muchos estudios que dicen que justo ni bien se termina, hay que hacer una ingesta de carbohidrato. Eso es lo que dice el estudio, pero no todos los jugadores tienen los recursos y normalmente el jugador no tiene apetito. Nosotros normalmente intentamos facilitar la recuperación. Ni bien acaba el partido, con las piernas arriba, una buena elongación suave. Hay algunos que requieren un baño de hielo para los músculos. Pero no tenemos la estructura para decir vamos todos a cenar y controlar, pero si les damos las recomendaciones”, dijo el PF de Obras Basket.

“Normalmente siempre damos un día libre. Luego de eso, es fundamental entrenarse, con lo cual, todo lo que hagas después del partido ayudará. Para facilitar el estado de los jugadores, se cuenta con la parte del kinesiólogo, ejercicios en pileta, algo de masaje, algo de estiramiento, algo de moverse y elongar es fundamental”.

PREVENIR TAMBIÉN ES CURAR
“Según el calendario que tengamos de competición va un tipo de actividad u otra. A modo preventivo llevamos un control acerca de la carga de trabajo, lo trabajamos con un sistema que la Liga nos ha brindado a los clubes. Y ahí controlamos la carga del equipo y la carga de los jugadores: no es lo mismo un jugador que participa poco que los jugadores que llevan más de 30 minutos por partido. El tipo de trabajo que yo hago con ellos es de más prevención y no tanto de rendimiento”.

Videos

Facebook

Sport Club

Más en Obras mové