Seguinos

Especiales

Rocky y su esencia marcada en todos los partidos de Obras

Rocky

De fondo comienza a escucharse Burn de Deep Purple. Chasky Pum se infunde en un grito que pide por su presencia. Allí entra la estrella. Da un paso, dos, tres. Gana impuso. Salta. Se estira. Y empieza el show. Rocky se vuelve el alma de Obras en la previa, en el durante y en el post de cada partido.

Rocky

Protagonista como siempre, la mascota más Rockera de toda la Liga Nacional muestra toda su actitud y lado romántico, dentro y fuera de la cancha. Con su bandera en mano, Rocky conquista imposibles en todos los partidos de Obras Basket en cualquier competencia.

Se saluda con todos los jugadores como uno más en todas las presentaciones. Y se convierte en amigo íntimo de los árbitros en la previa. A veces un poco enemigo cuando el balón se pone en juego.

Rocky

Rocky engrandece cualquier banda que cumpla con el programa “Tu primer Obras” en los entretiempos de los partidos. Rockea a la par. Toca una guitarra invisible que todos pueden escuchar y reluce sus mejores solos.

¿Qué pasa mientras se juegan los partidos?

Rocky muestra su lado más sensible. Debilidad por la ternura de los más chicos y una amistad marcada a fuego con cada una de las personas que llega a #ElTemploDelRock para alentar desde Libertador 7395.

Rocky

En los tiempos muertos y entrecuartos vuelve al estrellato. Salto al campo de juego y a brillar. Flashes, competencias con los más chicos y mucho Rock.

Nuñez su casa, El Templo su cuna. Se acerca un nuevo partido de Liga Nacional. Parece estar todo listo, pero ahí aparece él. Rocky es la frutilla del postre, o la base, de Obras.

Videos

Facebook

AySA

Más en Especiales