Seguinos

Entrevistas

La continuidad del plantel de LDD y la chance en el profesionalismo

El contexto mundial y las acertadas decisiones de AdC para prevenir la expansión del Coronavirus, dejaron a los jóvenes con una merma competitiva. Con la cancelación de la temporada de Liga de Desarrollo, Obras reinventa su estrategia para no detener el desarrollo de talentos en el club.

Si bien parte del equipo de LDD ya tuvo su debut en Liga Nacional y algunos participan activamente, el acople de los reclutados al día a día del plantel profesional no es una casualidad.

Obras

“La mayoría está entrenando junto a nuestros atletas de elite, porque hay jugadores que integran la lista de buena fe de LNB e ingresarán en la burbuja de manera activa. A futuro, planificamos participar de la Liga de Desarrollo Federal, que va a ser la competencia en la que podrán mantener la regularidad de minutos”, comentó Ielmini.

Juan Pablo Venegas, Franco Smaniotti, Ignacio Xavier, Víctor Andrade, Fernando Fuenmayor, Arthur Leite Costa y Martín Flores fueron ganando terreno con el paso del tiempo y hoy disfrutan de una oportunidad única. Viven el día a día del plantel profesional en primera persona.

“Nuestro desafío es generar una mejorar física, táctica y técnica en los jugadores que tenemos. Intentamos que puedan integrar el equipo de Liga Nacional en el corto plazo y algunos ya lo están haciendo. El programa para reclutados está encaminado a mejorar los fundamentos técnicos, comprensión táctica y mejora física”, añade Javier.

Obras

SINERGIA Y GANANCIA PARA OBRAS BASKET

Que los jugadores de LDD tengan la chance de entrenar con LNB, refuerza diversos aspectos de su juego individual. “El crecimiento se ve reflejado en la velocidad de ejecución. Aumenta considerablemente. Además, vemos un refuerzo en el dribbling, la toma decisiones para resolver situaciones de juego con efectividad, enfrentarse a jugadores con mayor fuerza, experiencia y velocidad. En ese sentido, competir con profesionales a diario es un verdadero desafío”.

Pero la ganancia no es exclusivamente para los más jóvenes en Obras. “El hecho que podamos subir jugadores de LDD al profesionalismo es un beneficio para el plantel. No solo para el entrenador, sino para los jugadores. Porque los jóvenes tienen mucha energía y ganas. Estos entran con una frescura que hace que podamos disputar entrenamientos de alto nivel. Sube la intensidad y la exigencia”, concluyó Javier Ielmini.

Videos

Facebook

Sport Club

Más en Entrevistas