Seguinos

Especiales

El recuerdo latente del título Sudamericano

Este día es el que está en el corazón de los aurinegros. El 5 de Febrero de 2012, Obras Basket se consagraba Campeón de la Liga Sudamericana, luego del triunfo sobre Pinheiros por 88 a 73. La cita en El Templo del Rock significó el primer campeonato de estas características que obtuvo el equipo rockero, dentro del Hexagonal Final de la competencia.

Aquella final tuvo como JMV a Juan Pedro Gutiérrez, gloria de la historia aurinegra, quien recuerda aquel hecho como si hubiese sido ayer: “Ese año habíamos armado un grupo humano excelente, desde la dirigencia, hasta el último eslabón integrante del equipo. El festejo fue una descarga muy grande de felicidad para todos, todos éramos protagonistas. Jugamos a un nivel altísimo todos los partidos de ese torneo, tanto la fase clasificatoria en Brasil como el Hexagonal Final en casa. Fuimos justos campeones”.

Así como un consagrado tachaba otra casilla en su asombrosa carrera deportiva, otro aurinegro, hoy capitán, daba sus primeros pasos en el profesionalismo. Pepo Barral lo vivió desde el banco y lo identifica como un logro único. “Yo era muy chico, fue en mi primera temporada de Liga Nacional. Tengo recuerdos hermosos de ese equipo y sobretodo de aquel torneo. Era un grupo muy unido, muy solidario, con grandes jugadores y excelentes personas. Se vivió un gran clima durante todo ese año competitivo. Yo no tenía tanta participación en los partidos, pero lo que sí recuerdo era la mentalidad. El equipo entraba a la cancha con la impresión de que el partido se iba a jugar como Obras quería”.

En aquel encuentro, Washam apareció en el momento justo para liquidar el partido y asegurar el título.
“A nivel clubes fue lo más lindo que me pasó. Obras es mi casa y siempre lo será. Haber salido campeón con esa camiseta y en ese estadio es muy especial para mí. Es un recuerdo imborrable para mí porque conseguimos un objetivo hermoso jugando entre amigos”, sentenció Gutiérrez.

Barral, hoy capitán del equipo de Gregorio Martínez, magnificó el logro tras reconocer que “significó mucho para el club y para cada uno de los integrantes de aquel equipo sin duda. Pero en lo personal, también me quedo con los momentos que viví durante esa etapa. Compartir entrenamientos, torneos, charlas, concentraciones con jugadores como Martín Osimani, Juan Gutiérrez, Julio Mázzaro, más la jerarquía del cuerpo técnico con Julio lamas, Iván Najnudel, Marcelo López y Marcelo Travnick era una enseñanza constante. Me acuerdo de observar y escuchar mucho a todos, en todo momento trataba de aprender hasta del más mínimo detalle. Siempre lo viene a mi cabeza con una sonrisa en la cara ya que todos eran excelentes personas. Jamás voy a olvidar el momento que el Pipa, ídolo del club, me levanta en sus hombros para que yo, juvenil del equipo, corte la red del título obtenido. Siempre voy a estar agradecido a todos los integrantes de aquel equipo, fue una etapa de mucha felicidad”.

REVIVÍ EL TÍTULO DE OBRAS BASKET:

Videos

Facebook

Allianz

Más en Especiales