Seguinos

Minibásquet

Obras Basket se encontró con Siempre Basketball Vidal

Minibásquet Obras Siempre Basketball Vidal

El Minibásquet de Obras compartió una jornada amistosa y entretenida con Siempre Basketball Vidal (Perú). A través de la plataforma Zoom, los chicos y chicas del club de Núñez disfrutaron de un soleado atardecer del sábado con muchos juegos y actividades.

Las categorías menores del rockero continúan con su misión de generar la motivación y el interés de los nenes y nenas hacia el deporte. De hecho, con precaución debido a la cuarentena, fueron visitados hace unos días por el staff de entrenadores para mantener el contacto social en este 2020 tan particular.

Uno de los integrantes del cuerpo técnico, Guido Ranalli, comentó: “Volver a compartir una actividad como esta significa ver otras formas de entrenar virtualmente, escuchar y ver a otras personas, además de distendernos un poco”.

En tanto, el Licenciado de Educación Física y entrenador de las categorías menores del elenco peruano, José Vidal, explicó cómo surgió la oportunidad de concretar esta jornada. “Me acerqué a la página de Facebook de entrenadores en Argentina por colegas que se erradicaron ahí. Y también por los cursos que hice en el 2011. Entonces indagaba sobre clubes y entrenadores. Finalmente, pude ubicar a Obras para comunicarme y tener este intercambio de actividades”, contó.

UN MOMENTO DE ACTIVACIÓN

Minibásquet Obras Siempre Basketball Vidal

La jornada inició con una entrada en calor, llevada a cabo por José Vidal. Se abarcó la elongación de ambas extremidades (brazos y piernas), seguido de desplazamientos laterales picando la pelota con una mano y sosteniendo un globo con la otra. También, se mantuvo la modalidad, pero se le añadió golpes con el globo en una mano a la vez que se conservaba el dribbling. Después se profundizó en los movimientos de pies, y se le sumó desplazamientos con fajas de un costado hacia el otro y saltos sosteniendo la bola con ambas manos.

Luego, se desarrolló el pique de la naranja con una silla enfrente, y se le añadió el dribbling con protección al ubicar el otro brazo a distancia para evitar la pérdida de balón. A continuación, se hizo énfasis en la mecánica de tiro de forma sentada, tanto con la mano derecha como con la izquierda. Y se trabajó en las salidas con el objetivo de seguir puliendo el pique.

Más tarde, los entrenadores Agustín Diz Ríos y Agustín Falcone le dedicaron unos minutos del encuentro al dribbling con el uso de un palo de escoba. La intención era seguir haciendo hincapié en el desvío de la atención a la pelota. Además, se utilizó la música de fondo como recurso de motivación y diversión.

HORA DE LOS JUEGOS

Para cada ocasión se designaron a cinco jugadores de cada equipo, en el afán de rotar a los participantes. Se dividieron los retos en dos por cuarto, dejando un breve lapso entre los mismos para un descanso. Tampoco dejó de sonar la música que despierta las risas y el interés por el encuentro.

En el primer período se realizó el pique de la naranja a la vez que se hacían jueguitos con el globo en el aire (sin que se caiga). El segundo desafío consistió en cambiar de dirección mientras se pasaba de una mano a otra un par de medias o una pelota de tenis.

El primer juego del segundo capítulo se trató de completar fajas a la vez que se sostenía un palo de escoba. El segundo fue el desarrollo del cambio de dirección, al mismo tiempo que se tocaba la pared con la otra mano.

En el tercer episodio se profundizó el pique entre piernas de adelante hacia atrás y viceversa. Y en el siguiente se mezclaron los cambios por delante con el pique entre piernas. Finalmente, el cuarto segmento se abrió con dribbling y protección de la pelota de manera lateral. Y se cerró la serie de juegos con el desafío de ponerse una campera mientras se conservaba el dribbling.

LA POSIBILIDAD DE SOCIALIZAR

Los chicos y las chicas de ambos equipos se animaron en el desenlace del encuentro a expresar sus respectivos testimonios. La alegría por haberse divertido y la curiosidad por conocer al otro club resonaron fuerte en los minutos destinados a la charla.

Guido Ranalli señaló los aprendizajes que obtuvieron de esta jornada: “Pudimos observar cómo los chicos de Obras reaccionaban y entrenaban en el momento que la práctica era llevada por José Vidal, siendo esto un estímulo que no tienen durante la semana. Los objetivos de estas actividades son distender un poco los entrenamientos, poder observar a otros entrenadores trabajar, y principalmente que los chicos se diviertan y pasen un buen momento acompañado del básquet”.

En tanto, el DT José Vidal manifestó: “Significó un acercamiento y nos permitió generar nuevos lazos de amistad. Y poder, en un futuro, tener una secuencia de actividades, encuentros y torneos en el momento de viajar a Argentina. Con esto buscamos el beneficio de que los jóvenes tengan una nueva visión para seguir desarrollándose en este deporte. Destaco también la importancia de los padres para que el básquet no se deje de lado”.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Minibásquet