Seguinos

Minibásquet

El proyecto del minibásquet de Obras, con entrenadores jóvenes como eje

Minibásquet Obras

El minibásquet de Obras tuvo varios cambios durante el inicio de este 2020, pero siempre se encuentra enfocado en una cosa: el desarrollo basquetbolístico y personal de los más chicos. También se piensa en su proyección como jugadores y se les inculca ese ADN Obras del que mucho se habla. Sin embargo, en este sentido se incluye además a los entrenadores, quienes conforman un staff muy joven, acompañados con algunos de más experiencia, y continúan desarrollando su camino.

Sebastián Rodríguez, como nuevo coordinador del minibásquet, lidera este proyecto ya con varios años encima como formador, y Ayelén Cortéz también acompaña en ese aspecto. Las novedades (o no tan novedades) vienen con un promedio de edad bajísimo, ya que hay varios chicos a cargo de los planteles menores: Agustín Falcone, recientemente recibido como profesor de educación física en el Instituto Obras, y jugador del club también, estará a cargo de los U12 y U13 de la tira norte, asistido por Jerónimo Rodrigo, quien se hará cargo de los U10. Por su parte, Guido Ranalli será el técnico de los U10 y asistirá en U12 y U13, todo de la tira centro, en la cual Agustín Diz Ríos, también joven, formado en el Instituto Obras, y con un tanto más de experiencia, será el técnico de U12 y U13.

“En lo personal, formar parte del proyecto de minibásquet del club es un desafío muy grande. Estoy contento, entusiasmado y comprometido para que las cosas sucedan de la mejor manera. Obras significa mucho para mí, es mi club y quiero lo mejor. Me dio la posibilidad de estudiar y formarme como jugador y actualmente como entrenador”, explicó Agustín Falcone, con el sentido de pertenencia a flor de piel. Además, destacó que fue compañero de equipo con varios jugadores que hoy forman parte de La Liga Nacional, e incluso compartió la carrera terciaria con Fernando Zurbriggen: “Siempre nos dimos una mano en lo que cada uno necesitaba. Es un gran amigo”, destacó. Toda una vida en Obras.

Agustín Falcone se recibió en 2019 en el Instituto Obras.

Por el lado de las chicas la situación es muy similar, y se conecta indefectiblemente ya que la idea es exactamente la misma y los entrenamientos se realizan con ambas ramas juntas. Martina Rodríguez Biré, reclutada hace años por el club y jugadora aun de la institución para la próxima temporada de La Liga Femenina, estará al frente de las U10 y las mosquito, y asistirá a Cortéz en U12. Luana Falcone, jugadora y estudiante del terciario en el club de Núñez, será su asistente con las categorías más chicas. Entre el masculino y el femenino, el promedio de edad del staff de entrenadores es de 22 años. Proyección, también en el banco de suplentes.

La que expresó su opinión con respecto a su situación actual, fue Rodriguez Biré: “Es un desafío muy importante que voy a llevar con mucha responsabilidad. Me gusta mucho el proyecto de obras, está bueno que los entrenamientos sean mixtos y que todo el staff de entrenadores trabaje en conjunto. Es mi cuarto año en el club y cada vez estoy más cómoda, lo disfruto mucho. Jugar y trabajar acá, me ayudan mucho a poder terminar mi carrera con comodidad. Ademas de que siempre se está rodeada de buena gente y es un lindo ámbito de trabajo”.

Rodríguez Biré con las mosquito en un encuentro en Harrods, 2019.

Esto refleja todo lo que significa el proyecto rockero desde los primeros años. Es un segundo hogar tanto para los jugadores como para quienes forman parte del staff, del club, o del Instituto, hace mucho tiempo. “El club realiza una apuesta grande en la contratación de entrenadores jóvenes. El objetivo personal siempre es aprender y sumar experiencia”, opinó Agustín, mientras que Martina completó: “Me parece una gran oportunidad para nosotros los más jóvenes, nos ayuda mucho a desarrollarnos como entrenadores y también aprender de los mayores. Así como aprendí de Belén el año pasado, este año me toca aprender de Aye”.

En cuanto al nuevo cargo que ocupará Sebastián Rodríguez, la entrenadora concluyó: “La llegada de Sebastián va a ser algo muy positivo para todos, creo que vamos a poder aprovechar su experiencia. El es una buena persona, muy atento y esta siempre a disposición nuestra con cualquier duda que tengamos”, y su compañero sumó: “Sebastián llegó para darle una estructura al proyecto”.

Además de su rol en el club, Agustín, junto con su hermana Luana y con Ayelén, están a cargo de la escuelita deportiva de básquet, que incluye a los chicos del Instituto de hasta 13 años, los martes y jueves, luego del horario escolar: “Quiero que cada día haya más nenas y nenes jugando al básquet y vistiendo los colores del club. Que se pongan la camiseta y vayan a ver al plantel superior, tanto La Liga masculina como femenina. Fortalecer el sentido de pertenencia es otro objetivo claro”, señaló el joven entrenador, quien concluyó en una reflexión final sobre el funcionamiento del minibásquet del club Obras: “El staff de entrenadores funciona en equipo y buscamos todos un fín común. Formar al jugador como persona y como deportista. Soy de la idea de que el básquet siempre es la consecuencia y más en edades tempranas. Priorizamos el desarrollo por encima del resultado deportivo y eso es claro”.

Videos

Facebook

Nadir

Más en Minibásquet