Seguinos

Femenino

La historia de Karla Sarit, su llegada a Obras, y su gran presente en las formativas

obras Sarit

Karla Sarit llegó este año a Obras y está viviendo una experiencia completamente nueva. La nacida en la provincia de Santiago Rodríguez, República Dominicana, el 29 de junio de 2004, es una interna de muy buena talla, forma parte de los planteles de U19 y U21, y llegó a debutar con algunos minutos en un partido de la última Liga Femenina.

Su historia con el básquet es muy reciente, pero no tanto como su estadía en Argentina. Llegó al país a sus 8 años, directamente al Sur, y vivió en Caviahue, un pueblo de Neuquén con hermosos paisajes. Entre el lago, el cerro, la nieve y los centros de esquí, Karla dio sus primeros pasos en el básquet.

Su primer equipo fueron los Huskies de Caviahue, una escuela municipal de básquet que entrena en la Sala de Actividades Físicas N°1, un espacio multifunción en el pueblo. Luego, pasó a vestir la camiseta de Pacífico, la de Centro Español de Plottier y por último la de Biguá de Neuquén, tres clubes reconocidos de la provincia, que de hecho se encuentran disputando la actual edición de La Liga Federal, y dos de ellos (Pacífico y Biguá) juegan La Liga Federal Femenina.

Su llegada a Núñez, entonces, representa su primera experiencia en Buenos Aires y un gran salto en su carrera deportiva. Y se hizo esperar: «Desde el 2020, a mitad de pandemia, está mi plan en marcha para venirme a Obras. Por una y otra razón no se me pudo dar en ese año, pero eso no significa que dejé de intentarlo. Me hablaba constantemente con la gente de acá y me mantenía en contacto para no perder esta hermosa oportunidad de venir y crecer deportivamemte», contó.

El cambio no solo pasó por lo basquetbolístico, por supuesto. Cambiar nuevamente de lugar, alejarse de su entorno, llegar a la gran ciudad. Todo eso implicó su decisión. «Dejé todo por el básquet, pero acá estoy bien y en Obras me siento cómoda. Por suerte me adapté rápido a todo», aseguró.

La oriunda de República Dominicana se encuentra viviendo en la pensión de la institución aurinegra y, por supuesto, está terminando la escuela secundaria en el Instituto Obras, con todo al alcance de su mano para seguir creciendo como persona y como jugadora: «El club día a día me hace sentir más recibida. La verdad es que me siento muy cómoda con todo y las personas que me rodean día a día», manifestó.

DEPORTIVAMENTE, EL MEJOR COMIENZO

A base de una mentalidad muy fuerte, y con infinitas ganas de superarse, Sarit logró meterse de lleno en su papel en las plantillas rockeras: «Al principio me costó un poco adaptarme a los entrenamientos ya que venía sin entrenar 9 meses, y agarrar ritmo fue lo que más me costó. Pero nada que sin dedicación, concentración y ganas no se pueda superar».

La pivot se volvió parte fundamental en los equipos de U19 y U21 en pocos meses. Domina la pintura con su gran tamaño en ambas categorías, que permanecen sin derrotas y con planteles con enormes variantes en todas las posiciones: «Para nosotras es un orgullo estar invictas en nuestras categorías inferiores, día a día tratamos de mejorar individual y grupalmente para poder dar lo mejor de cada una y del equipo», comentó.

Con respecto a su rol, fue clara: «Yo trato de siempre dar mi 100% para todo, siempre están esas cosas para mejorar y con entrenamiento de a poco se van mejorando para poder seguir ayudando al equipo», dijo con los pies sobre la tierra.

Habiendo dejado tanto atrás, sin dudas para ella hay mucho por delante, y los objetivos los tiene definidos: «En Obras mi proyecto es mejorar, hacer valer todo mi esfuerzo que hago día a día y colaborar con el equipo en todo lo que pueda y más. El básquet para mi es mi mayor proyecto y no quiero dejar de trabajar en él. Cuando llegué a obras el 23/01/22 vine con una meta en frente y hasta no alcanzarla no voy a parar».

Karla Sarit habla con la misma contundencia que muestra en la lucha rebotera y el juego en la zona pintada cada vez que pisa el parqué, y seguirá trabajando duro para buscar su mejor versión.

Videos

Facebook

Más en Femenino