Seguinos

Femenino

La rutina de Josefina Zeballos y Emilia Larre Borges en la cuarentena

Obras Larre Borges y Zeballos

Josefina Zeballos y Emilia Larre Borges fueron dos de las nuevas incorporaciones en la U18, de cara a la temporada 2020. Asimismo, estaban formando parte de los entrenamientos de la Liga de Desarrollo Femenina y el plantel profesional. No obstante, la cuarentena impuso el nuevo desafío de mantener el ritmo de práctica, y el contacto con las jugadoras y los entrenadores de Obras.

Ambas jugadoras regresaron a Uruguay para pasar el período de aislamiento social con la familia. De todos modos, no pierden la comunicación ni la presencia en las prácticas virtuales que llevan a cabo las formativas rockeras y el elenco Superior.

“Todos los días me levanto a las 8:40, porque a las 10 de la mañana tenemos físico con la Primera de Obras. Luego, sobre el mediodía estoy yendo a un gimnasio particular de mi profesor Tabaré Papariello. Después, los martes, jueves y sábados tengo prácticas de básquet con Obras.  También, realizo técnica individual con un profesor de acá que se llama Matías Gallo”, contó Josefina Zeballos.

Y agregó sobre el trabajo físico con el club de Núñez: “Entrenamos siguiendo un plan, ya sea de piernas o brazos que están siempre coordinados a las acciones del juego. Igualmente, algunos días hacemos un bloque de relajación o preventivo. Y en básquetbol, entrenamos también acciones del juego, como el dribbling, las fintas, entre otros. Además, hacemos defensa y distintos tipos de definiciones en bandejas”.

Por su parte, Emilia Larre Borges explicó la rutina que viene llevando adelante en la actualidad. “Durante la pandemia me mantuve activa haciendo físico con el plantel principal del club, de lunes a sábados, básquet tres veces por semana con U18 y Liga de Desarrollo, trabajos con la Kinesióloga. Intentamos realizar un juego por semana, lo cual no es entrenamiento pero igualmente es importante para el equipo. Además, tengo la posibilidad de ir a un gimnasio de manera particular con Tabaré Papariello, preparador físico de la selección uruguaya y Malvib, mi ex club. Me abrió las puertas para ir a realizar técnica individual dos veces por semana”, dijo.

LA COMUNICACIÓN SIGUE ACTIVA

Las herramientas digitales son los medios de encuentro en este presente. Significan una oportunidad de seguir en contacto con los demás. Por lo tanto, Josefina Zeballos y Emilia Larre Borges utilizan las plataformas para seguir hablando con las jugadoras del aurinegro, así como también los entrenadores.

“El contacto con las compañeras de equipo ha sido prácticamente diario durante la cuarentena, al igual que con el cuerpo técnico. Nos mantenemos siempre comunicados vía zoom, respetamos las horas de entrenamiento y los entrenadores nos avisan con algunos días de anticipación si vamos a realizar alguna actividad extradeportiva, ya sea un juego o una charla de equipo. Les avisamos si es que tenemos alguna complicación para sumarnos a alguna práctica. Y yo personalmente les pedí aprobación para empezar a ir tanto al gimnasio como a mi ex club a entrenar, ya que me parecía lo correcto”, comentó Emilia.

Por su parte, Josefina agregó: “Es muy frecuente el contacto con las compañeras porque nos vemos todos los días al hacer físico, y los martes y jueves que hacemos básquet. Hacemos actividades recreativas que la paso re bien y me divierto mucho. Además, juego al fortnite con Rocío Bereilh y Trini Reynoso. Con el cuerpo técnico también es frecuente, compartimos las actividades recreativas y obviamente que los entrenamientos”.

Un hecho que no dejaron de lado tuvo que ver con lo que más extrañan del día a día en el club de la Avenida Libertador. “Lo que más extraño es ir a practicar con mis amigas, compartir ratos, divertirnos y pasarla bien. Con las chicas reclutadas son con las que comparto más tiempo debido a que voy al cole, hago mi rutina y vivo con ellas. Extraño estar con todas mis compañeras y practicar”, destacó Zeballos. Mientras que Larre Borges respondió:”Lo que más extraño del día a día en el club es hacer básquet en la cancha, y socialmente hablando es el compartir momentos con mis compañeras como tomar mate, compartir mesa en las comidas, entre otras cosas”.

PENSANDO EN EL REGRESO

Zeballos y Larre Borges dejaron en claro sus ansiedades de volver a utilizar las instalaciones del club rockero, y empezar a competir en los distintos torneos. “En esta cuarentena estoy entrenando hasta cuatro turnos por día que en un día normal no lo podría hacer porque no me daba el tiempo. Estoy preparándome de la mejor manera para el día que me toque volver a Obras. Quiero regresar a Argentina a entrenar con el equipo y poder llegar a jugar un campeonato”, afirmó Josefina.

En tanto, Emilia manifestó: “Me preparo entrenando día a día para cuando finalice la cuarentena, ya que apenas termine lo que más quiero es poder competir para Obras”.

Videos

Facebook

Sport Club

Más en Femenino