Seguinos

Femenino

Dos uruguayas son nuevos refuerzos de las inferiores de Obras

Obras Larre Borges y Zeballos

Obras tiene dos nuevos refuerzos para formar parte de sus planteles de inferiores y Liga de Desarrollo. Se trata de las uruguayas Josefina Zeballos (base nacida en Montevideo el 7/04/2003) y Emilia Larre Borges (Ala-pivot, Montevideo, 10/12/2002). Ambas son internacionales con su selección, y si bien la perimetral es un año más chica, las dos competirán desde la categoría de U18, teniendo en cuenta la conformación de los torneos de la AFMB para este 2020.

Esta no es la primera vez que las chicas pisan las instalaciones rockeras, aunque sí es la primera vez que se ponen la camiseta. Josefina, por ejemplo, relató sus primeros contactos con la institución: “En mi caso me vio la gente de Obras en 2018, luego de un Sudamericano U15 en el que yo participé con Uruguay. Ahí se contactaron y quedamos en comunicación durante 2019. Siguió la propuesta, y al finalizar el año me ofrecieron devuelta y no dudé ni un segundo. Después me enteré que Emi también venía, así que nada mejor que venir a este club, y más con una amiga”.

Por su parte, Emilia sumó: “Lo mío fue similar, pero fue con una concentración con la selección, acá en Argentina. Jugamos un amistoso acá contra Obras -amistoso que también disputó su compañera- y ahí me invitaron a venir a probarme algún día. Todo se terminó concretando para que venga a visitar las instalaciones, ver el formato de entrenamiento y todo. Vinimos, nos encantó, y por eso decidimos quedarnos”.

Si bien ambas estuvieron más de un mes con su selección en China el año pasado, esta es, para las dos, la primera experiencia que implica tanto tiempo lejos de sus hogares: “La voy llevando bien, la cantidad de horas de entrenamiento y el colegio hacen que mantenga la cabeza ocupada y evitan que extrañe tanto mi casa, familia y amigos de Uruguay”, admitió Emi, y Jose opinó: “Al principio se extraña mucho, extraño hacer mi rutina, en mi barrio, con mis amigos y las demás cosas que hacía cuando estaba allá. Ahora ya estoy re bien, me integré mucho con mis compañeras y me siento muy contenta de poder estar acá. Igualmente mi familia va a venir seguido a visitarme y eso me pone contenta”.

Más allá de las distancias, la llegada a una nueva casa, a un nuevo club, y a una nueva ciudad no es para nada fácil. Sin embargo, las jugadoras se adaptan de la mejor manera: “Buenos Aires me parece una ciudad hermosa, es muy turística, tiene muchos lugares para conocer y para pasear, espero poder visitar la gran mayoría de los lugares y disfrutarlos”, reconoció la base, quien también describió su sensación con respecto a la institución de Núñez: “Es un club muy lindo, muy completo. Cuando vine por primera vez quedé impresionada con todas las instalaciones que tiene, la comodidad y las personas que están aquí me recibieron muy bien”.

En ese sentido, su compatriota completó: “Desde el momento en que llegue a Obras tanto mis compañeras, como cuerpo técnico y el resto de la gente del club me hicieron sentir como en casa. Eso facilitó mucho mi adaptación, me integraron muy bien y estoy súper agradecida por eso. Es un club muy lindo, tiene una infraestructura tremenda, siempre me gustó mucho eso y para mi es soñado poder estar viviendo acá”.

SUS CARACTERÍSTICAS Y SUS EXPERIENCIAS EN URUGUAY

A pesar de ser dos flamantes incorporaciones, y de que Obras sea una gran novedad para ellas, sus carreras, obviamente, no comenzaron en Capital Federal. Ambas traen mucha formación previa y un talento quizás también innato para aportarle al equipo. Larre Borges, en ese sentido, se describió: “Mi fortaleza creo que es la altura y que tengo la posibilidad de jugar de frente al aro. Todavía tengo que trabajar el juego de espaldas pero creo que mi principal fortaleza es esa, y el tiro de tres”.

Por otro lado, Zeballos hizo lo propio: “En la categoría que nos toque jugar intentaremos dar lo mejor”, soltó en concordancia con su compañera, y detalló: “Personalmente, creo que adentro de la cancha tengo velocidad a la hora de atacar más que nada. Buen manejo de balón, tiro, y uno contra uno”.

De esta manera, ambas jugadoras compartirán club por primera vez, ya que siempre que tuvieron la oportunidad de jugar juntas lo hicieron con la camiseta de Uruguay, que casualmente defienden las dos desde los 12 años. A pesar de eso, afirman tener, tanto ellas como sus familias, una gran relación. Emi, entonces, deja atrás muchos años en el club Malvin, mientras que Jose también hace una apuesta fuerte luego de toda una vida en el Club Atlético Bohemios, colores que defendió desde los 7 años. Obras, claro está, suma más talento a sus divisiones inferiores, esta vez con sangre charrúa.

Videos

Facebook

Nadir

Más en Femenino