Seguinos

Campus

Un Partido con todas las Estrellas

Los 31 participantes del Campus de Verano 2019 recibieron la soñada sorpresa en el último día: disputaron un Partido de Estrellas en el Templo del Rock, con todos los condimentos que se utilizan en la Liga Nacional. Asimismo, la mascota del conjunto de Núñez, Rocky, estuvo presente en el evento animando en cada momento, con su entusiasmo y alegría.

Con música motivadora de fondo, los inscriptos realizaron una entrada en calor, guiada por los Entrenadores de cada equipo. Luego, sin alterar el ritmo de las canciones, el animador Fernando Zurbriggen presentó al estilo Liga Nacional a cada uno de los jugadores que conformaban los planteles del especial partido del Campus. Además, dio a conocer a los cuerpos técnicos: Eric Anderson, Gastón Bertona y Pedro Barral (Negro); y Phillip Lockett, Dion Dixon y Juan Pablo Venegas (Amarillo).

Los jugadores que representaron al elenco negro fueron Bautista Souza, Aylén Gutiérrez, Valentín Monzón, Juan Bautista Echarri, Joaquín Espeche, Julián Passini, Manuel Martínez, Isa Cueto, André Sulaisman, Fausto Chiabrando, Santino Mazzucchelli, Valentín Schofrín, Max Pérez Celiz, Felicitas Cermelli, Diego Hernández y Mateo Comolli.

En tanto, el conjunto amarillo estuvo liderado por Sebastián Vargas, Martín Quiroz, Mauro Arroyo, Juan Martín Lazarte, Nicolás Altieri, Ulises, Samelnik, Thiago Soto, Joaquín Garbus, Pedro Gallardo, Facundo Mestre, Augusto Zenarruza, Manuel Oillataguerre, Lucas Godoy, Martín Pérez, Tadeo Vitcopp y Santiago Bosch.

Varios integrantes de la Liga de Desarrollo y Liga Nacional, junto con DTs de las Inferiores, se encargaron de visualizar el conteo de los puntos y el tiempo de cada período, en el tablero electrónico. Franco Smaniotti, Lautaro Berra, Víctor Andrade, Luca Valussi, Santiago Petersen, Emanuel Fernández y Lucas Benítez.

Finalmente, empezó la acción, y fue un espectáculo muy entretenido. Pero también reglamentado por los árbitros Jonathan Holton, Alejandro Zurbriggen y Francisco Barbotti. La exigencia de los Directores Técnicos fue constante, a tal punto que los referees sancionaron un par de faltas técnicas en el primer cuarto.

Sin embargo, los chicos fueron protagonistas en los 40 minutos de encuentro. En cada cuarto, los 31 participantes del campamento contaron con la oportunidad de pisar el parquet del estadio y demostrar sus habilidades. El primer período terminó a favor del combinado negro por 15 a 2.

En el segundo episodio, el resultado se emparejó debido a una mejora en el juego asociado por parte del amarillo, además de una sólida defensiva. Esto le permitió igualar el marcador sobre el final de la primera mitad (25-25), pese a un doble del Entrenador Gastón Bertona y uno del árbitro Jonathan Holton, convalidado por la mesa de control (se aplicó el VAR).

Los últimos 20 minutos del espectáculo fueron de ida y vuelta. Ambos equipos encontraron las variantes ofensivas para anotar y subir un goleo muy abierto. El atractivo desarrollo del encuentro generó que los referees le adicionaran cinco minutos más al show. Y los jóvenes no defraudaron, ya que la historia se definió con un triple sobre la chicharra. De esta manera, el equipo negro se quedó con el triunfo agónico por 50 a 49.

No obstante, el resultado final quedó en el segundo plano, porque hubo bailes, risas, compañerismo y diversión alrededor de la pelota naranja. El Juego de las Estrellas fue el moño al inolvidable regalo que se llevaron los chicos, un fin de semana a puro aprendizaje y gozo.

Videos

Facebook

Sport Club

Más en Campus