Seguinos

Especiales

Los grandes eventos deportivos que albergó El Templo del Rock

Obras Recomendados

El Estadio Obras, también conocido como El Templo del Rock por los grandes shows musicales que se desarrollaron allí, fue sede de varios eventos deportivos de enorme magnitud. Fue inaugurado en junio de 1978 para la realización de la Copa William Jones (la Copa Intercontinental organizada por FIBA), y tiene una capacidad para 3100 personas durante los partidos. Desde aquellos tiempos, se convirtió en uno de los escenarios más importantes del básquet argentino.

EL TEMPLO DEL ROCK RECIBIÓ LA COPA WILLIAM JONES

Su inauguración en 1978 trajo consigo una derrota que impidió que Obras se tome revancha del tercer puesto obtenido en el Luna Park dos años antes, en la misma competición. Esta vez como local, el rockero alcanzó el segundo lugar, por debajo del Real Madrid, en un ajustadísimo partido que se le escapó en la última pelota. Sin embargo, la historia no terminaría ahí.

En 1983 la Copa Intercontinental de Clubes Renato William Jones volvió a la Avenida del Libertador, y esta vez los locales no dejaron pasar la oportunidad: ganaron los cinco partidos que disputaron, incluyendo el último contra el Cantú italiano, para convertirse en, aun hasta el día de hoy, el único equipo argentino de básquet en obtener el campeonato mundial de la FIBA.

Obras William Jones

En 1986, el Estadio Obras volvió a albergar la competencia: el aurinegro fue el anfitrión del grupo A, pero no logró avanzar de ronda. La final, también jugada en el complejo de Núñez, se la ganó Zalgiris Kaunas a Ferro, con el gran Arvydas Sabonis como MVP.

Hay una ocasión especial que sucedió el 29 de agosto de 1979, también en una Copa Intercontinental, pero esta vez de selecciones. Argentina enfrentaba a la poderosa Unión Soviética en un encuentro televisado para todo el país. 6 abajo, 51 segundos. La selección nunca le había ganado a la URSS, y la historia parecía repetirse. Sin embargo, un gran parcial de 6-1 dejó a los locales a solo un punto a falta de 4 segundos.

Foto: Marcelo Figueras, El Gráfico.

Los árbitros marcaron salto entre dos, y el enfrentamiento parecía complicado: el soviético Tkachenko, de 2m20, por un lado, y el argentino Prato, de 1m98, por el otro. El más bajo ganó la disputa y, luego de un lanzamiento fallido, Pagella cacheteó la pelota para darle al conjunto nacional el primer triunfo de la historia ante la URSS. El Templo del Rock fue testigo.

EL SALTO INAUGURAL DE LA LIGA NACIONAL FUE EN NÚÑEZ

Si bien el primer encuentro, por cuestiones horarias, fue el de Pacífico ante Atenas, el centro de atención de la jornada inaugural de La Liga Nacional fue El Templo del Rock. Fue el 26 de abril de 1985, cuando León Najnudel, el impulsor de la competencia, soltó el simbólico salto inicial en el cruce entre San Lorenzo y Argentino de Firmat.

Foto: laliganacional.com.ar

Otro evento importante de La Liga Nacional fue el Súper 8 de 2008. El torneo nunca se había jugado en Capital Federal, así que el estadio rockero fue el que pudo disfrutar también de este estreno. La final fue entre los locales y Regatas de Corrientes, y los del norte del país se llevaron el título por 68 a 62.

Si de finales hablamos, vale recordar la de la temporada 2011-12, cuando el conjunto dirigido por Julio Lamas jugó la serie definitiva ante Peñarol de Mar del Plata, cayendo por 4-2. Los juegos 1, 2 y 5 se desarrollaron en Núñez.

Es imposible olvidarse de la final de la Liga Sudamericana 2011, que se definió el 5 de febrero de 2012, cuando los locales derrotaron a Pinheros por 88 a 73 y se quedaron con un título histórico. Dartona Washam fue el goleador con 23 puntos, y Juan Gutiérrez aportó 16 unidades y 9 rebotes.

En el ámbito metropolitano, el Estadio Obras recibió las definiciones del Pre-Federal 2017, con Caza y Pesca como campeón, y de la Liga Metro 2018, con Ramos Mejía LTC siendo el consagrado. Ambos torneos, organizados por FeBAMBA, otorgaban plazas de ascenso al Torneo Federal de Básquetbol.

EL TEMPLO DEL ROCK TAMBIÉN FUE LA CASA DEL BÁSQUET FEMENINO

En la edición inaugural de La Liga Femenina en 2017, Obras fue el anfitrión del Final 4 y se quedó con el tercer puesto. En esa ocasión, el título quedó en manos de Unión Florida, dirigido por el actual entrenador del conjunto masculino de Obras en La Liga Nacional, Gregorio Martínez.

Al año siguiente la competencia se dividió en dos torneos, y el cierre del Apertura también tuvo lugar en el pabellón rockero. En esta ocasión, las locales alcanzaron la final y perdieron en un infartante partido ante Quimsa, por 75 a 74, a pesar de los 30 puntos de Andrea Boquete.

En 2019 Obras volvió a albergar el Final 4, esta vez del Clausura, y en esta ocasión fue testigo del partido más largo de la historia del básquet profesional femenino del país: en tres suplementarios, Quimsa le ganó a Vélez por 108 a 99. También las definiciones de La Liga de Desarrollo Femenina se disputaron allí.

Otra ocasión importante fueron las semifinales y la final de la Superliga Femenina 2015, con Unión Florida como ganador.

Pero el evento más grande que disputó el básquet femenino en el estadio de la Avenida del Libertador fue la icónica AmeriCup 2017. En esa ocasión, Argentina, con la jugadora rockera Sofía Aispurúa en sus filas (aunque sufrió una seria lesión en la segunda fecha) se quedó con un histórico subcampeonato. El enorme torneo de las chicas argentinas estuvo cerca de tener su broche de oro, pero cayeron en la final tras un excelente partido ante las campeonas defensoras, Canadá, por 67 a 65.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Especiales