Seguinos

Entrevistas

La cuarentena de Rocío Bereilh, jugadora de Obras

Rocío Bereilh Obras

Rocío Bereilh llegó a Obras en 2018 y su crecimiento no se detuvo. La marplatense tuvo protagonismo en La Liga Femenina y lideró en La Liga de Desarrollo, además de ser clave en los torneos locales tanto de primera como de inferiores. Este año es U21, aunque la pandemia la obligó a cambiar sus planes de seguir brillando: “La cuarentena la estoy pasando con mi familia en Mar del Plata. Por suerte el club actuó muy bien y pudimos irnos todas a nuestras casas. En familia se hace mucho mas llevadero”, contó.

Después de vivir durante un buen tiempo en el club, tanto para estudiar como para entrenar, muchas tuvieron que adaptarse a una nueva cotidianidad, y Rocío no es la excepción: “La verdad que fue difícil crear una rutina dentro de casa, pero todos los días a las 10 de la mañana se junta el equipo a entrenar con Facu, nuestro PF. Hay días en que algunas no podemos conectarnos en ese horario porque tenemos clases online, pero tenemos otro horario a la tarde en el cual podemos compensar. También martes, jueves y sábados entrenamos con Pato y Mitchael técnica individual”, describió.

A pesar de todos estos esfuerzos, individuales y colectivos, que le permiten combinar los entrenamientos tanto físicos como basquetbolísticos y sus responsabilidades académicas, la marplatense sabe que el regreso no va a ser fácil: “Volver a jugar va a ser difícil después de tanta casi inactividad”, declaró, aunque eso, a la hora de la verdad, casi no tendrá importancia: “No hay nada que quiera más”, señaló.

Se habla mucho de una nueva normalidad, a la cual es evidente que todavía nadie llegó. Las actividades siguen suspendidas y las rutinas totalmente modificadas, pero hay cosas que seguro volverán, y Bereilh lo tiene claro, aunque le es inevitable echar mucho de menos: “De mi vida normal lo que mas extraño es el club. Este es mi tercer año y lo adopté como mi casa, la gente, la rutina, la verdad se extraña muchísimo.

Esta situación, sin embargo, algo positivo tiene que dejar. Además de poder pasar un valioso tiempo con la familia, Bereilh le saca provecho a este tiempo alejada de Obras: “Antes tengo que admitir que no le dedicaba tiempo suficiente al colegio, pero con todo esto estoy pudiendo darle más atencion y la verdad que aprendo mucho más. Para entretenerme siempre encuentro algo nuevo, pase de pintar algunas maderas que había en casa, a crear un lugar para organizar las medallas”.

Para concluir, la base señaló algo que no queda atrás en importancia, ya que siempre tiene que haber un tiempo para el ocio: “Después lo habitual. Mirar series, películas, y jugar bastante a la Play con Agos Burani. Somos un buen dúo en el Fortnite”, soltó entre risas.

Videos

Facebook

Nadir

Más en Entrevistas