Seguinos

Especiales

Buena temporada sin premio en la LDD

La temporada 2018-19 de La Liga de Desarrollo se terminó para Obras con un triunfo sobre Gimnasia de Comodoro en la última fecha, con el cual alcanzó un récord de 23-15. Sin embargo, el conjunto dirigido por Javier Ielmini ya no tenía chances de alcanzar el cuarto puesto de la Conferencia Sur, que le hubiese permitido disputar los cuartos de final de los playoffs. A pesar de haber sido un tanto irregulares, y del sabor a poco por quedar afuera de la postemporada, el balance puede ser positivo para los rockeros.

El equipo mostró una clara idea de juego, con muchísima intensidad, perimetrales con muchas condiciones, un ritmo de juego muy alto y una clara intención de correr al contraataque, aprovechando las rápidas transiciones ofensivas. Además, tuvo en sus internos a una de las mejores pinturas del torneo, especialmente en los rebotes tanto totales como ofensivos.

Gastón Bertona, Juan Pablo Venegas, Franco Smaniotti y Victor Andrade pueden considerarse, quizás, las piezas más constantes y la columna vertebral de este equipo, pero sin dudas con Fernando Fuenmayor, o la aparición de Arthur Leite Costa y de Ignacio Xavier, entre otros, la rotación se hizo cada vez más larga y competitiva. Hay equipo.

RACHAS POSITIVAS Y ADVERSAS

La irregularidad remarcada pudo verse tanto en el juego, como en los resultados. Desde el comienzo de la campaña, el aurinegro alternó victorias y derrotas y algunos pasajes que determinaron su destino. El primer cachetazo llegó en la gira por Corrientes, durante la cual perdió sus dos partidos, ante Regatas y San Martín. Luego, se recuperó con dos victorias en casa pero, cuando tuvo que volver a la ruta, se trajo nuevamente resultados negativos tras caer ante los dos cordobeses. Su localía era fuerte y, como visitante, obtuvo algunas victorias que le permitieron sostener un récord neutral, pero no era suficiente.

Allí llegó su peor racha: tres derrotas al hilo (ante Comunicaciones, Atenas e Hispano) pusieron a los de Núñez bajo una marca negativa de 11-12. Para colmo, Juan Pablo Venegas dejó de participar desde el partido ante el Griego, debido a que estaba teniendo una considerable cantidad de minutos en el equipo mayor. Sin embargo, apareció una figura que ya venía siendo importante, pero que se potenció por la necesidad de su equipo: Gastón Bertona. Luego de esta mala racha, vino lo mejor.

Los de Ielmini reaccionaron y vencieron como locales a Libertad y a Bahía (el puntero del Sur) y ganaron en Comodoro. Después derrotaron a Quimsa (segundo del Norte) y a Olímpico, ambos en Núñez, y cerraron la racha con una paliza a Argentino en Junín. Los tres primeros juegos, con la ausencia de Venegas, tuvieron a Bertona como goleador con más de 20 unidades y, cuando Gastón no estuvo en su noche, el capitán Franco Smaniotti se lució con 35 en la victoria ante La Fusión. El gran pasaje culminó con Obras en zona de playoffs, con 17 partidos ganados y 12 perdidos, y con el retorno del base peruano, clave en la victoria ante Olímpico.

Era meritorio y muy positivo lo del aurinegro en este momento, habiendo vencido a rivales duros y muy bien posicionados en la tabla. Sin embargo, no hubo premio: una lógica caída en Bahía Blanca cortó la soga de las seis victorias, pero una buena racha en Mar del Plata reivindicó a los de Capital. Luego, llegó un momento clave en el cierre de la temporada. La derrota en tiempo suplementario ante Peñarol en El Templo del Rock significó un revés importante que obligó al rockero a vencer en sus últimos encuentros. Le ganó un partidazo a Ferro en el Etchart y a San Lorenzo en Núñez, pero la caída en Boedo en la anteúltima fecha, y luego una victoria de los de Caballito ante Bahía, los dejaron ya sin chances de meterse en cuartos.

Sin dudas lo hubiesen merecido. Incluso, acabaron con una mejor marca que el cuarto de la Conferencia Norte (fue Estudiantes de Concordia, con 21-17), pero es el día de hoy en que algunos partidos clave duelen más de lo que deberían, y Obras ya debe pensar en la próxima temporada de La Liga de Desarrollo.

LOS NÚMEROS DESTACADOS

Posición: 5to en la Conferencia Sur (23-15).

Puntos: 81,3 por partido (8vo)

Puntos recibidos: 76,5 por partido (5to mejor)

Rebotes: 40,9 por partido (2do)

Rebotes ofensivos: 12,3 por partido (1ro)

Porcentaje de triples: 31,1% (9no)

Porcentaje de dobles: 49,2% (14to)

Porcentaje de libres: 66,9% (10mo)

Puntos desde el banco: 27,6 por partido (3ro)

Puntos en zona pintada: 43,2 por partido (4to)

Puntos de segunda chance: 12,2 por partido (1ro)

Goleador: Gastón Bertona (15,7 puntos por partido en 38 PJ)

Máximo rebotero: Victor Andrade Toyo (7,8 rebotes por partido)

Máximo asistidor: Gastón Bertona (3,8 asistencias por partido).

Videos

Facebook

AySA

Más en Especiales