Seguinos

Inferiores

Los chicos sueñan en grande

Los chicos crecen. Empiezan a pegar el famoso “estirón” y no los para nada, ni nadie. He aquí dos de los casos más recientes en el equipo aurinegro de cadetes. Se trata de Máximo Milovich y Franco Smaniotti, que llegaron a cortas edades a Obras. Uno lo heredó y se crió en el club. El otro lo hizo parte de su vida ya hace algunos años y sueña en grande con la aurinegra.

Actualmente forman parte de las filas U17, dirigidas por Lucas Benítez, pero también tienen su papel en el plantel de juveniles. Los dos tuvieron sus convocatorias a distintos seleccionados, le imprimen personalidad a su equipo, hacen jugar y aportan a este buen pasar del rockero.

Smaniotti y Milovich explican cómo evolucionaron sus características dentro de las canchas, qué significado tiene Obras Basket y también mencionan a dos integrantes de la Generación Dorada como máximos referentes para andar en el camino de este deporte.

-¿Cómo ven su evolución en los últimos años?
MM:-En estos últimos años maduré mucho físicamente y en mi manera de jugar, lo que me ayudó mucho a poder integrar planteles de selección nacional.
FS:-La evolución fue demasiado buena. Yo llegué en infantil primer año y me encontré con otro mundo. Al principio me costó demasiado acostumbrarme, pero gracias a mis compañeros pude adaptarme y mejorar cada día.

-¿Las citaciones que tuvieron al seleccionado (Milovich: selección argentina. Smaniotti: selección FeBAMBA) cuánto influyeron en su crecimiento?
MM:-Estoy muy agradecido con el cuerpo técnico y con los preparadores físicos de la selección, ya que fueron y son muy importantes en mi crecimiento, como también lo son mis entrenadores y mi preparador físico de Obras.
FS:-La citación al seleccionado fue una muy buena noticia para mi. Arrancamos en febrero a entrenar. Hubo muchos cortes, pero finalmente pude quedar entre los 12. Eso me dio más confianza en mi mismo. Sumé más recursos a mi juego, ya que fui en una posición distinta a la usual.

-¿En qué aspectos creen que pusieron atención durante el aprendizaje?
MM:-En como cuidar mi cuerpo, ya sea teniendo en cuenta las horas de sueño necesarias o alimentándome bien, y además preste mucha atención a la importancia de realizar trabajos individuales técnicos y físicos. 
FS:-Trato de poner atención en todas las cosas que puedo. Con sólo aprender una cosa mínima ya es un día aprovechado. En estos momentos que juego de base intento copiar cosas de distintos jugadores y leer más las acciones.

-¿Tienen referentes en el mundo del básquet?
MM:-Sí, mi máximo referente, que tuve la posibilidad de conocer en persona y poder hablar, es Andrés Nocioni. Lo admiro por su sacrificio y profesionalismo desde tan temprana edad.
FS:-Manu Ginóbili, sin dudas. Me parece un tipo que se sacrificó demasiado para llegar a ser quien es. Es uno de mis mayores ídolos.

-¿Se ven en un futuro vistiendo la camiseta de Obras en la Liga Nacional?
FS:-Es un camino largo que hay que recorrer, pero si se da todo me encantaría representar a Obras en nuestra Liga.

-¿Qué significa Obras en sus vidas? ¿Qué recuerdos guardan desde que llegaron?
MM:-Obras es mi club desde que soy muy chico. Mi papa y mi hermano también jugaron acá, y es muy importante para mi porque representa mi infancia. Vengo desde que era un bebé con mis padres a ver jugar a mi hermano. Tengo recuerdos muy lindos de los viajes de intercambio a distintos clubes de diversas provincias con mis amigos del club, o momentos muy felices que he pasado con gente que ya no está. Guardo lindos recuerdos en mi cabeza. Ahora también la paso muy bien divirtiéndome y entrenando todos los días.
FS:-Tengo muchos recuerdos en el club, desde asados con mis compañeros hasta peleas por alguna jugada. Uno de los recuerdos más lindos fue el campeonato del Argentino de Clubes del año pasado. Fue una experiencia muy buena. Trato de guardar todos los momentos, sean buenos o malos. Me sirve para, si fue malo, corregir lo que hice, y si fue bueno, seguir así y disfrutar de este deporte.

Videos

Facebook

Allianz

Más en Inferiores